Publicado el Deja un comentario

Lola Martín nos dedica un cuento…

Lo bueno de tener entre manos un proyecto cuya esencia es la creatividad es que tenemos alrededor a personas increíblemente imaginativas y generosas. Es el caso de Lola Martín, una mujer muy, muy especial con una fantasía desbordante. Nos ha dedicado este maravilloso cuento, no perdáis la oportunidad de leerlo… ¡¡A nosotros nos ha sacado una gran sonrisa!!

MARGARITTA FLOP VISITA A LA DOCTORA PALÍNDROMO

Margaritta Flop ha ido a visitar a la doctora Palíndromo. Esta locuela y simpática doctora es especialista en enseñar el arte de escribir con imaginación y creatividad a los niños, y Margaritta conoce a uno que realmente lo necesita mucho.
Olmo, que así se llama el niño, es un poco tímido y callado. Hasta la edad de siete años no pronunció una sola palabra, las guardaba todas en su gran cabeza, porque según he venido a saber, “tenía miedo de que se le extraviaran”, lo cual le ha producido no pocos problemas al chiquillo con sus compañeros de clase. Pero Olmo ha cambiado de colegio este año y en la nueva clase, ha conocido una niña que le atrae mucho. Él quisiera decirle cosas bonitas e invitarla a jugar con él, pero las palabras se le agolpan torpemente en su frente y al final no le sale ninguna, provocándole, por cierto, un enOOrme dolor de cabeza. Los días van pasado y Olmo se siente muy triste por no poder hablar con ella. Es por eso que Margaritta Flop ha llevado a Olmo a visitar a la Doctora Palíndromo, para que le enseñe, a través de un pequeño manual, a ordenar en fila india todas las palabras, y a posarlas como mariposas encima de un papel. De esta manera podrá enviarle una cartita a su nueva compañera y seguro que cuando ésta la lea, querrá hacerse amiga suya y se lo pasarán pipa inventando una y mil historias juntos.
Pero cuando Margaritta Flop y Olmo han llegado a su consulta, han encontrado un cartel en la puerta que decía:
“CERRADO POR AUSENCIA DE LIBRO”

-¡ooooh, qué pena!, después de un viaje tan largo, ¿cómo es posible que el libro esté ausente?, ha preguntado extrañada Margaritta Flop,

-es que se necesitan muchos niños que quieran aprender a escribir y desarrollar su creatividad, ha contestado la Doctora Palíndromo, y de momento no hay suficientes para que se haga visible.

Olmo se ha quedado muy triste ante la inesperada noticia y arriesgándose a “perderlas”, ha decidido hilvanar una palabra tras otra para hablar con la doctora:

-Doctora Palíndromo, no he viajado hasta aquí en balde, de aquí no me voy sin su mágico manual, pues esa niña me gusta mucho y quiero escribirle una bonita y divertida historia. Dígame qué hay que hacer para que esto suceda.

Y entonces la Doctora Palíndromo, conmovida por la firme decisión del niño, le ha dado todo tipo de explicaciones para hacer visible el “Manual del literato novato”, y como a mí tampoco se me da muy bien hablar, os las he resumido en el enlace de aquí abajo.

-Pues esperemos que el manual se haga visible pronto, para que así Olmo pueda aprender a escribir divertidas historias a su nueva amiguita y no siga creciéndole más la cabeza, que con tanta creatividad retenida, oye, ¡está a punto de estallarle!, dijo muy preocupada Margaritta Flop a la Doctora Palíndromo.

http://www.verkami.com/projects/14300-libro-manual-del-literato-novato

Publicado el Deja un comentario

La alfabetización, un derecho universal

Hoy, 8 de septiembre, es el Día Internacional de la Alfabetización. Es un tema muy importante y en Quijote 360 queremos trabajar para ayudar a disminuir las desigualdades en este sentido, aportando nuestro granito de arena como podamos. La lectura y la escritura nos hace libres, y desde aquí queremos compartir el mensaje que ha escrito Irina Bokova, directora general de la UNESCO para un día como hoy:

MENSAJE DE LA UNESCO POR EL DÍA INTERNACIONAL DE LA ALFABETIZACIÓN

Cada año, el 8 de septiembre, izamos la bandera de la alfabetización como derecho humano, como fuerza esencial para la dignidad y como fundamento de sociedades cohesionadas y del desarrollo sostenible.

Este mensaje reviste especial importancia este año, ya que los Estados adoptarán una nueva agenda de la educación y el desarrollo que proporcionará orientaciones para los próximos 15 años. La promoción de la alfabetización deberá ocupar un lugar preponderante en esta nueva agenda. Al empoderar a las mujeres y los hombres, la alfabetización contribuye al avance del desarrollo sostenible en todos los ámbitos, desde la mejora de la asistencia sanitaria y la seguridad alimentaria hasta la erradicación de la pobreza y la promoción de un trabajo decente.

Se han realizado progresos en todo el mundo desde el año 2000, pero aún persisten problemas considerables. En la actualidad, 757 millones de adultos siguen sin poseer competencias básicas en lectura y escritura, dos tercios de los cuales son mujeres. El número de niños y adolescentes sin escolarizar está aumentando y asciende a 124 millones en todo el mundo. Además, unos 250 millones de niños en edad de cursar enseñanza primaria no dominan las competencias básicas en lectura y escritura aunque estén escolarizados.

No podemos permitir que esto continúe. La alfabetización es indispensable para alcanzar el objetivo de desarrollo sostenible propuesto de promover “una educación de calidad, inclusiva y equitativa y un aprendizaje a lo largo de la vida para todos.”

Este es el mensaje de la UNESCO con motivo del Día Internacional de la Alfabetización. Para permitir a todos los hombres y las mujeres participar plenamente en sus sociedades, necesitamos una mayor inversión y políticas más eficaces para integrar las medidas relativas a la alfabetización en las políticas generales sobre desarrollo sostenible, respaldadas por mecanismos innovadores que generen sinergias positivas en todas las esferas de políticas que son primordiales para edificar sociedades más justas y cohesionadas. Esto es esencial para todas las iniciativas encaminadas a la construcción de un futuro mejor para todos, sobre la base de los derechos humanos y la dignidad. 

Publicado el Deja un comentario

La semilla que empieza a crecer…

Es muy bonito cuando un proyecto empieza a expandirse y a resonar por rincones en lso que nunca habrías pensado… Hace unos días, nos escribía una chica de Ecuador que estudia Periodismo social y nos pedía consejo para realizar talleres con los niños de su entorno, que viven en una situación bastante desfavorecida. Seguimos escribiéndonos porque seguro que surge algo bonito…

También nos contactó Laura Prieto, otra periodista, interesándose por el proyecto. Nos ha dedicado un artículo maravilloso en el blog que escribe, que por cierto e sun blog muy chulo

http://genteconideas.es/transmedia-para-ninos-hecho-por-ninos/

Nos sentimos muy agradecidos por todo lo que está pasando…

¡¡Seguimos!!

Publicado el Deja un comentario

Amigo invisible, libro invisible

Todos alguna vez hemos participado en el juego del amigo invisible, en el que un grupo de personas se intercambia regalos sin que se sepa quién ha regalado a quién. Pues bien, esta semana hemos hecho el amigo invisible en mi empresa, algo muy típico en estas fechas que suele crear vínculos entre los compañeros, aunque algunas veces no todos quedan contentos con el “regalito” que le hace ese compañero de sección que es un poco desastre y se presenta con una caja de dulces para un diabético o unas flores para una alérgica al polen.

Por lo que os cuento esto hoy es porque ha habido algo que me ha sorprendido mucho. Éramos 20 participantes, es decir, había 20 paquetitos con su papel bonito y su lazo para abrir. La primera yo, por aquello de ser la nueva: un monedero precioso y un libro sobre cómo vivir la vida con pasión y entusiasmo. No podía estar más contenta, un caprichito para llevar en el bolso y un libro para sustituir al que ya tengo casi en las últimas en la mesita de noche.

Después de mí comenzaron mis compañeros: bufandas, gorros, pijamas, pulseras, billeteras…todo muy útil y muy bonito. Pero ni rastro de más libros. Ni uno. Cero. Ya sé que estás pensando que un libro es un regalo muy manido y poco original, sin embargo, en ningún regalo, por caro que sea, podrás regalar amor, aventuras, suspense, pasión, emoción, Historia, diversión… no hay nada igual.

Llega la Navidad y rompo una lanza a favor de los libros como regalo maravilloso y especial, también para los niños que empiezan sus vacaciones navideñas y seguro que están encantados de dedicar un ratito a leer alguna historia especial que les hayan traído Sus Majestades de Oriente.

Así que ya sabéis, si no habéis escrito vuestra carta, aún estáis a tiempo de pedir ese libro que os morís de ganas por leer. Nosotros ya hemos enviado la nuestra, llena de buenos deseos para todos y cada uno de los seguidores de Quijote 360, deseando que el 2015 os traiga felicidad, paz, amor y muchas historias bellas por leer, escribir… y vivir.

¡Feliz Navidad!

Susana Martín

Periodista y bloguera

Publicado el Deja un comentario

Vuelve a escribir… a mano

Llevo unos días escuchando por la radio una campaña de una empresa tecnológica que anima a los usuarios a volver a escribir a mano gracias a una curiosa aplicación que permite escribir de esta forma en sus dispositivos electrónicos. Pretenden fomentar que la gente escriba de su puño y letra mensajes para enviar a los amigos.

La idea me parece fantástica pero iría un poco más allá y diría, “vuelve a escribir a mano y sobre un papel”. Estamos rodeados de dispositivos electrónicos con los que escribimos: ordenadores, móviles, tabletas… escribimos mucho pero parece que se nos ha olvidado hacerlo de la forma tradicional: con un bolígrafo sobre una hoja de papel. Y me parece una pena, estamos perdiendo la esencia original de la escritura, hay personas que lo hacen tan poco que creo que llegará un día en el que olvidarán cómo hacer los trazos para escribir.

Nuestros pequeños traen deberes a casa y deben hacerlos con su lápiz y su goma de borrar, como lo hacíamos nosotros cuando íbamos al colegio. Les decimos que tienen que practicar la escritura y hacerlo bien, con trazos legibles y simétricos. Sin embargo, ellos no nos ven escribir a nosotros, y ya sabemos cómo calan en los niños las cosas que ven hacer a los mayores, especialmente si son sus padres.

Esta postura puede parecer un tanto nostálgica y trasnochada, pero de verdad creo que es importante que sigamos escribiendo a mano para no perder esta costumbre. No importa el qué, puede ser desde la lista de la compra, un diario o nuestros propósitos del día, hasta una simple nota en la nevera con un mensaje para alguien que queremos, ¡¡no importa!! Lo importante es escribir a mano de vez en cuando, poner nuestra personalidad y nuestra fuerza en cada trazo, en cada palabra. Escribir, escribir.

Susana Martín 

Periodista y bloguera

Puedes leer también:

http://www.escribirapesardetodo.com/general/no-dejes-de-escribir-a-mano/

Foto: Erich Stussi (Flickr)

Publicado el Deja un comentario

Alicia y el perro llamado Cucaracha

Hoy nos gustaría compartir con vosotros la fantástica historia que se ha inventado la pequeña Alicia. La capacidad de contar historias y de imaginar la tenemos desde pequeños, con un aliciente que, no sé por qué, perdemos de mayores: esa auténtica libertad creativa que nos lleva a inventarnos cualquier cosa. Cuando somos pequeños cualquier cosa es posible, incluso un perro que se llama Cucaracha y consigue unas alas y un hueso (¿No es eso al fin y al cabo lo que quieren todos los protagonistas de las historias? Una meta dramática. El camino del héroe también puede ser recorrido por un perrito, cómo no). Su papá pone en palabras lo que Alicia contaba en sus dibujos, y la historia es realmente genial. Aquí va:

cucaracha 1

cucaracha 2

cucaracha 3

cucaracha 4

Publicado el Deja un comentario

¡Feliz vuelta al cole!

Como decía aquella antigua canción…..el final del verano, llegó. Toca despedirse de los largos días de sol y de las calurosas noches junto al mar. Toca diana para advertirnos de la vuelta a la rutina, la famosa vuelta al cole, para grandes y pequeños, y de la temida “cuesta de septiembre”.

Pero, ¡alto!, no hay que alarmarse. El otoño está a la vuelta de la esquina y quién no sueña con una taza caliente de chocolate y un maravilloso libro entre las manos mientras llueve en la calle y las aceras se llenan de hojas.

Hay que encontrar el lado bueno de cada estación y el otoño nos va a regalar un sinfín de momentos para disfrutar de la lectura y la escritura, solos y acompañados de nuestros locos bajitos.

Los niños vuelven a incorporarse a su rutina después de unas larguísimas vacaciones y a veces les cuesta adaptarse al nuevo ritmo de su día a día, marcado por las clases, los deberes y las actividades extraescolares.

En nuestra mano está hacer que la lectura y la escritura no se conviertan en una simple obligación sino en una afición, e incluso una pasión, una actividad que les llene de alegría y no una tediosa tarea que se ven obligados a cumplir. Leer con ellos todos los días libros que les interesen, escribir juntos sobre temas que les atraigan y hacer juegos de palabras, pueden ser, entre otras, actividades que ayuden a fomentar en los niños unos hábitos que sin duda enriquecerán su presente y su futuro.

En Quijote 360 queremos contribuir a esa labor y personajes como Dulcinea Olivetti y la doctora Palíndromo, han vuelto con las pilas recargadas de sus vacaciones para hacer las delicias de los más pequeños.

Estamos más que preparados para que éste sea un otoño especial, un otoño para perderse entre palabras y hojas, de esas que nos hacen volar la imaginación. ¿Nos acompañas?

Susana Martín Barranco

Periodista y blogger

Publicado el Deja un comentario

Escribir… a pesar de todo

Recientemente, por azares de la vida, he conocido a Antonio, un hombre toledano de 82 años, gran aficionado a la lectura. He podido escuchar muchas historias de su vida, marcadas por una infancia humilde en España y una juventud aventurera trabajando en Ginebra con su esposa Carmen. Sin embargo, el gran secreto de Antonio es que ha sido capaz de plasmar todas esas vivencias en un libro de casi 90 páginas, nada más y nada menos que a los 80 años.

Puedo decir sin tapujos que se trata de una joya literaria, llena como él mismo dice “de faltas y borrones”, pero llena de momentos maravillosos que han ido saliendo de su todavía viva memoria, llena de emociones, sentimientos, llena de toda una vida.

Antonio no tiene máquina de escribir ni ordenador, pero eso no le ha impedido escribir, de su puño y letra, a lo largo de 9 meses, todos los momentos, buenos y malos, que han marcado su vida. Tampoco han podido encuadernarlo en la imprenta porque no había dejado suficiente margen, pero eso tampoco le ha impedido quitarle las tapas a un viejo libro, para ponérselas al suyo.

El libro comienza con una pequeña introducción en la que puede leerse: “si lo empiezo, me gustaría poder terminarlo”, algo que ha conseguido y que, aunque hace poco que conozco a Antonio, me hace sentir profundamente orgullosa de él.

Una vez más, la lectura y la escritura vuelven a regalarnos estos momentos en los que todo parece posible. No importa si está mejor o peor escrito, si hay más o menos faltas de ortografía o si tan sólo van a leernos unas cuantas personas. Lo que importa son las ganas de escribir, de contar al mundo lo que sentimos, lo que nos gusta, lo que nos da miedo o lo que nos hace felices.

Quizás si inculcamos en nuestros niños el amor por la lectura y la escritura, cuando sean mayores escriban un libro como el de Antonio. No hará falta que sean grandes escritores de pluma prodigiosa, simplemente serán personas que han leído tantas tantas historias en los libros que finalmente, se deciden, por qué no, a contar la suya.

Susana Martín

Periodista y bloguera

Publicado el Deja un comentario

Una chispa entre un millón

A raíz de la reciente convocatoria de nuestros relatos solidarios, me he parado a pensar en la cantidad de cuentos, libros, artículos y textos que caen en nuestras manos a lo largo de nuestra vida. Muchos de ellos nos gustan, otros muchos no, algunos nos dejan indiferentes y tan sólo unos pocos nos llegan directos al alma. De alguna forma especial conectan al instante con nosotros y nos atrapan, nos enganchan y se nos quedan para siempre en el corazón.

¿Qué tiene que tener un texto para llegar a provocar esos sentimientos en nosotros?, ¿se puede trabajar o aprender para llegar a tener ese don, o es algo innato que sólo poseen algunos afortunados? Ya hemos hablado otras veces sobre las técnicas de escritura, y cómo, trabajándolas, podemos llegar a poseer una buena técnica para convertirte en un gran escritor. Si además estas técnicas las adquirimos desde que somos tan sólo unos niños, las posibilidades de llegar a ser un buen escritor se multiplican por mil.

Pero hoy no hablamos únicamente de grandes escritores, hablamos de esa “chispa” que unos tienen y otros no y que hace emocionarse al lector. Puedes ser un reputado escritor y no tenerla o ser un escritor aficionado, desconocido para el gran público y tenerla. Por supuesto, una técnica depurada y una singular forma de crear, mezclar y esculpir las palabras, harán que un texto sea considerado como una gran obra, pero hay algo, casi mágico, que nos hace cruzar esa delgada línea entre lo correcto y lo soberbio, entre lo bonito y lo bello, entre simple lectura y emoción.

Cuántas veces nos hemos levantado pensando en cuándo podríamos tener un rato para poder avanzar en una historia que nos tenía enganchados, aprovechando cualquier momento libre para avanzar aunque fueran sólo dos páginas. Cuántas veces nos hemos metido tanto en un libro que nos parece estar dentro de él, que vives los sentimientos de los protagonistas como si fueran tuyos y cuántas, cuántas veces hemos sentido pena al leer la palabra “fin”. Eso sólo lo consiguen unos pocos, aquellos que son capaces de emocionarse también al contar una historia, al implicarse al hacerlo, al sentir cada palabra, aquellos que tienen esa “chispa” que no se puede tocar, comprar ni vender. Se tiene o no se tiene.

Y tú, ¿tienes esa chispa? No te quedes con la duda y ¡¡descúbrelo!!

Susana Martín

Periodista y bloguera

Publicado el Deja un comentario

La vida en unas líneas…

Esta mañana he ido a casa de mi madre y la he encontrado enfrascada limpiando “trastos” en un viejo arcón de la terraza. Casi no podía verla porque estaba literalmente oculta tras una torre de lo que en principio parecían libros. Pero no. Eran mis diarios. Diarios y diarios llenos de palabras que relatan mi vida día a día desde los 12 hasta los 20 años.

Me he sentado y los he inspeccionado uno a uno y la verdad es que he pasado un rato de lo más divertido, sorprendida por la constancia con la que escribía desde tan pequeña, contando día tras día, sin faltar ni uno, todo lo que me sucedía, aquello que me alegraba, que me enfadaba, mis deseos, mis miedos, mis amores… la vida en estado puro a través de palabras escritas en un papel, palabras que crecían y maduraban a la vez que lo hacía yo.

Y gracias a esto he vuelto a recordar lo que me ha gustado siempre escribir y lo que esta sencilla rutina me ha ayudado a ser lo que soy ahora, a convertir una afición en una profesión, una costumbre en una necesidad. Por las idas y venidas de la vida, el diario fue dejando de ser parte de mi rutina, pero enfoqué mis ganas de escribir a otras actividades. Quizás lo retome, es una buena forma de canalizar la energía.

La escritura puede ser la mejor de las terapias. Escribir lo que sentimos nos libera, nos calma, nos hace pensar, recapacitar, respirar hondo si estamos confundidos y necesitamos tomar una decisión, o simplemente nos hace disfrutar y pasar un buen rato. No importa si tenemos o no una gran técnica al hacerlo, a eso se aprende, sólo hace falta ponerle ganas y corazón.

Y para los jóvenes escritores un diario puede ser la plataforma perfecta para empezar a dar rienda suelta a su creatividad, para dejarse llevar por la magia de las palabras, para aprender de los errores, para plasmarlos, igual que los éxitos, y poder releerlos un día, cuando ya estén olvidados, y revivir sentimientos y sensaciones que nuestra cabeza parecía no recordar. La memoria puede fallarnos, pero las palabras escritas siempre estarán ahí para contarnos quienes somos.

Susana Martín Barranco

Periodista y bloguera